Marti y Oscar

Desde el primer momento supimos que F2studio debía fotografiar nuestra boda. Tanto es así, que adaptamos nuestra fecha para cuadrarla con su apretada agenda.
¿Valió la pena?
Por supuesto que sí. No sólo porque las fotos son preciosas, sino porque transmiten todo lo que nosotros sentimos aquel día.
Queríamos que nuestra celebración fuese diferente. Por encima de todo queríamos que la gente se lo pasara bien en un día que para nosotros tenía que ser inolvidable. Preparamos nuestra boda con mucho mimo, cuidando los detalles y las sorpresas que queríamos dar a nuestros invitados. Y F2studio supo transmitir todo eso de una forma impecable, con un gusto exquisito y una profesionalidad absoluta. Creo que las fotos hablan por sí mismas. No podríamos haber elegido mejor. Grandes profesionales, mejores personas.

Marti y Oscar

Marti y Oscar